Inicio
Base de datos actualizada al 21/04/2019(809 Sentencias)

04627-2006-PHD/TC

Sentencia del Tribunal Constitucional



Resumen

El demandante, un árbitro profesional, demanda al Club Deportivo Municipal y a Essalud por vulnerar su derecho a la intimidad al publicar ante los medios de prensa su hoja clínica de Essalud y pide el cese de dicha vulneración. El Tribunal considera que el hábeas data no es la vía idónea para resolver la controversia debido a que la información fue publicada antes de interponerse la demanda, se ha producido un acto de irreparabilidad constitucional, según el art. 5 inc 5 del Código Procesal Constitucional, declarando improcedente la demanda.
Ficha Técnica
  • Corte de origen: 
  • Corte de Lambayeque
  • Demandado: 
  • Pedro Benjamín la Torre Guerrero, Presidente del Club Deportivo Municipal
  • Félix Mundaca Guevara, Director de Essalud
  • Ricardo Cervera Niño, Representante del diario El Ciclón

Expediente

EXP. N.° 04627-2006-PHD/TC
LAMBAYEQUE
HÉCTOR WILBERT
YAIPÉN BALLENA

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En Lima, a los 20 días del mes de diciembre de 2006, la Sala Segunda del Tribunal Constitucional, integrada por los magistrados Mesía Ramírez, Vergara Gotelli y Álvarez Miranda, pronuncia la siguiente sentencia

ASUNTO

Recurso de agravio constitucional interpuesto por don Héctor Wilbert Yaipén Ballena contra la sentencia emitida por la Primera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, de fojas 149, su fecha 13 de marzo de 2006, que declara improcedente la demanda de autos.

ANTECEDENTES

Con fecha 14 de junio de 2005 el recurrente interpone demanda constitucional de hábeas data contra el club Deportivo Municipal, representado por su presidente, don Pedro Benjamín la Torre Guerrero, contra Essalud, representado por su director don Félix Mundaca Guevara y contra el diario El Ciclón, representado por el señor Ricardo Cervera Niño, por considerar que vienen vulnerando su derecho constitucional a la intimidad al hacer públicas informaciones de carácter sensible sobre su salud, motivo por el cual solicita cesen tales actos.

Especifica que en su condición de árbitro profesional fue designado para dirigir un partido de fútbol entre los equipos de Deportivo Municipal y José Pardo, cuyas incidencias originaron un reclamo del primero y que concluyó con una sanción de 15 días de suspensión al recurrente impuesta por la Liga Superior de Lambayeque. El presidente del club Deportivo Municipal, con el objetivo de perjudicarlo en su trayectoria, recurrió a los medios de prensa y presentó una copia de su hoja clínica de Essalud al diario El Ciclón, transgrediendo de este modo los incisos 5) y 6) del artículo 2 de nuestra Constitución, que protegen la reserva de la información que afecte la intimidad personal y familiar.  Agrega que la historia clínica es el documento de identidad de la salud de una persona, pues contiene información sobre sus enfermedades, hábitos de vida, antecedentes familiares, etc., y no se puede difundir sin perjudicar los derechos del titular, que es lo que ha ocurrido al haberse publicado información relativa a su estado de salud.

Seguro Social de Salud (Essalud), representado por Míriam Violeta Villegas Vásquez, contesta la demanda negándola y contradiciéndola, principalmente por estimar que en ningún momento ha violado el derecho a la intimidad del demandante, pues no ha otorgado documento oficial al coemplazado, don Pedro Benjamín la Torre Guerrero, y el documento que se acompaña a la demanda no ha sido confeccionado por ningún establecimiento de Essalud. Puntualiza que como entidad pública y respetuosa de la Constitución, Essalud ha tomado en cuenta la Ley General de Salud, N.° 26842, que establece garantías de reserva sobre la información relacionada con el acto médico y su historia clínica.

El Séptimo Juzgado Especializado en lo Civil de Chiclayo, con fecha 11 de octubre de 2005, declara improcedente la demanda, fundamentalmente por considerar que la ficha publicada en el diario El Ciclón y que contendría el resumen de una consulta por acto médico no contiene referencia a institución alguna, y la demandada Essalud niega haber emitido esa ficha o haberla proporcionado a terceras personas. Considera además que no puede invocarse vulneración con base en el inciso 6 del artículo 2 de la Constitución pues los derechos al honor y buena reputación e intimidad personal y familiar están considerados en el inciso 7 del mismo artículo y no se encuentran protegidos por la garantía del hábeas data.

La recurrida confirma la apelada, fundamentalmente por considerar que el actor no ha aportado medio probatorio alguno del cual se pueda concluir que ha sido la entidad demandada (Essalud) quien ha proporcionado la información al demandado diario El Ciclón, sobre el estado de salud del actor, y que si bien en la edición del 13 de mayo último aparece una consulta por acto médico no se puede concluir que haya sido emitida por la emplazada.

FUNDAMENTOS

Petitorio

Conforme aparece del petitorio de la demanda el objeto del presente proceso constitucional se dirige a que se disponga el cese de los actos que el recurrente considera afectan su derecho constitucional a la intimidad, consistentes en la divulgación de informaciones referidas a su estado de salud.

Protección de la intimidad y hábeas data

Antes de dilucidar la presente controversia y tomando en consideración los argumentos utilizados en la instancia judicial, este Colegiado estima pertinente puntualizar que si bien la intimidad es un derecho protegido centralmente por el proceso constitucional de amparo, no es menos cierto que dicho atributo puede ser también tutelado indirectamente mediante el proceso de hábeas data, conforme se deduce del inciso 2), último párrafo, del artículo 61 del Código Procesal Constitucional. Por consiguiente en los casos en los que se demuestre que un eventual ejercicio de los derechos de acceso a la información pública o autodeterminación informativa vulnera o amenaza el atributo constitucional en mención, no hay razón justificada para que no pueda recurrirse al proceso de hábeas data.

Dilucidación de la controversia

Independientemente de la consideración precedente y por lo que respecta al caso de autos, este Colegiado, merituados los argumentos de las partes así como las instrumentales obrantes en el expediente, estima que la presente demanda no resulta legítima en términos constitucionales respecto del presidente de Essalud, don Pedro Benjamín la Torre Guerrero, habida cuenta que: a) aun cuando se alega que en el diario El Ciclón, correspondiente al 13 de mayo de 2005, aparece publicada una constancia de atención médica brindada al recurrente, no se deduce de su contenido que haya sido emitida en forma inobjetablemente válida o proporcionada por la codemandada Essalud, habida cuenta que no consigna ningún sello o logotipo que permita certificar su validez o identificar la entidad emisora; b) aunque la demandante puntualiza que en esa constancia se consigna el numero de autogenerado, esto es, un código utilizado para individualizar a los asegurados en Essalud, no es menos cierto que esta entidad ha acompañado copia de la historia clínica correspondiente (fojas 72 a 100), y no se aprecia en ella que el citado documento forme parte de su contenido.

Por lo que respecta a la situación de los codemandados Pedro Benjamín la Torre Guerrero, presidente del club Deportivo Municipal, y Ricardo Cervera Niño, representante del diario El Ciclón, este Colegiado considera que la presente vía constitucional no resulta adecuada para resolver esta controversia, habida cuenta que: a) si bien es un hecho acreditado que el diario El Ciclón ha publicado información que da cuenta de detalles sobre un tratamiento médico brindado al recurrente (que por sus alcances formaría parte de su derecho a la intimidad), y que tal información fue aparentemente (y según se informa) proporcionada a dicho medio de comunicación por el presidente del club Deportivo Municipal, el hecho es que la información habría sido dada a conocer, antes de interponerse la demanda; b) habiéndose producido en la práctica un acto de irreparabilidad constitucional desde antes de promoverse la presente demanda, ésta deviene en improcedente en aplicación estricta del inciso 5) del artículo 5 del Código Procesal Constitucional. Queda claro, sin embargo, que la situación producida no excluye   las opciones de reclamo vía derecho de rectificación, en caso de acreditarse falsedad en la información o agravio a los derechos, ni tampoco las alternativas que habiliten las vías procesales ordinarias.

Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú

HA RESUELTO

1. Declarar INFUNDADA la demanda respecto de la codemandada Essalud.

2. Declarar IMPROCEDENTE la demanda respecto de don Pedro Benjamín la Torre Guerrero, presidente del club Deportivo Municipal, y respecto de don Ricardo Cervera Niño, representante del diario El Ciclón, quedando a salvo el derecho del recurrente en cuanto a la rectificación para acudir a las vías procesales ordinarias.

Publíquese y notifíquese.

SS.
MESÍA RAMÍREZ
VERGARA GOTELLI
ÁLVAREZ MIRANDA

Zona de Comentarios





Búsqueda rápida

Búsqueda por palabras clave


Sobre el proyecto

Cargando Reproductor

Visita Nuestro Blog Ayudanos a Mejorar
Busquenos en
Visitantes   :   1246745
Visitas hoy :   0


©2010. Suma Ciudadana. Todos los derechos reservados. Con el apoyo de OSF
Proveido por Bitrix Site Manager